​*****

Lo cotidiano y el modo de vida rural en la Castilla de principios del siglo XX tiene, desde la perspectiva actual, un carácter lejano, alejado del modo de vida usual y que casi se conforma como un pasado ajeno y ficticio.

Sin embargo, en este contexto se fundamenta todo cuanto somos en el presente.

 

La historia se ha escrito en base a nuestra música, romances y leyendas, creando la cultura popular de unas gentes con identidad propia, y que durante generaciones se ha mantenido viva y ha sido reivindicada con orgullo.

 

El espectáculo busca rendir homenaje a nuestro pasado, a la vida rural de nuestros abuelos evocando escenas cotidianas, como el trabajo en el campo, bodas o fiestas religiosas mediante la música que acompañaba a todos estos eventos acercándonos así, a través del recuerdo, a nuestros ancestros.

 

Un espectáculo creado con cariño y marcado sabor añejo, para mantener viva la memoria de aquellos que nos precedieron y son la huella que marca nuestro camino.